Fibra: ¿un gusto o una necesidad?

Categoría de nivel principal o raíz: Noticias Categoría: Nutrición Publicado: Lunes, 31 Octubre 2016 15:19 Visto: 166

 

Algunos de los beneficios del consumo de fibra que tal vez no conocías son:

• Ayuda a regular el nivel de glucosa y colesterol en sangre

• Fortalece y ayuda al desarrollo de la flora intestinal

• Disminuye las probabilidades de presentar enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer como el de intestino grueso y recto

• Ayuda a controlar el peso ya que provoca saciedad

Aún con esta lista de importantes beneficios relacionados con su consumo, de acuerdo con la Nutrióloga de All-Bran®, Lorena Almeida, en México sólo se consume el 60% de la cantidad de fibra necesaria en la dieta diaria, lo que representa aproximadamente 20  de los 30 g de fibra que los adultos deben consumir.

¿Cómo encontrarle el gusto?

Si consideramos que la fibra la encontramos en los alimentos de origen vegetal y en nuestro país tenemos una extensa variedad en cada temporada, podríamos fácilmente incrementar el consumo de frutas y verduras y considerarlas como parte de nuestra dieta habitual. Es fundamental ser creativos en las diferentes preparaciones de entradas, platillos principales e incluso postres de manera que obtengas los beneficios de la fibra al mismo tiempo que disfrutas de un delicioso platillo.

Para hacer que tu consumo de fibra sea más rico y divertido te recomendamos intentar lo siguiente:

• Elige un día de la semana y planea un platillo vegetariano, si te gusta la cocina consigue recetas de platillos vegetarianos y pon manos a la obra en la cocina

• Cuando vayas a hacer el súper o al mercado elige una fruta o verdura que no hayas probado antes y dale una oportunidad

• Platica con tus amigos o conocidos distintas preparaciones o presentaciones para las frutas, verduras y leguminosas

Para asegurarte de que comes suficiente fibra, consume al menos una porción de frutas y verduras en cada comida del día; elige cereales y barras con buen contenido de fibra y consume leguminosas (como frijoles o lentejas) regularmente.

Recuerda que el incremento en su consumo debe ser gradual y éste es directamente proporcional al consumo de líquidos para que la fibra cumpla con su función de forma adecuada.

*Nutrióloga de All-Bran