Hidratación y vitaminas: 5 frutas básicas para el verano

Categoría de nivel principal o raíz: Noticias Categoría: Información General Publicado: Lunes, 31 Octubre 2016 15:19 Visto: 186

 

1. Sandía. Es una de las frutas con mayor contenido de agua (93%), por lo que su valor calórico es muy bajo, apenas 30 Calorías por cada 100 gramos. El color rosado de su pulpa se debe a la presencia de licopeno, pigmento con  capacidad antioxidante. Al ser una fruta típica del verano, aporta una gran cantidad de agua calmando la sed de las personas que la consumen. Contiene algunos minerales que se pierden más fácilmente por el calor, como es el potasio (necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal). 

2. Melón. Su bajo aporte en calorías y azúcar, así como su alta cantidad de agua, hace del melón una fruta recomendada para niños, adultos e incluso para personas con diabetes. Su gran contenido en vitamina E lo hace una fruta con factores protectores contra el cáncer de pulmón, de mama y de próstata. Cuenta con características antioxidantes, aportando vitamina A que ayuda a evitar la sequedad en las mucosas y en la piel. Previene manchas en la piel gracias a la eliminación de toxinas (ya que muchas de las manchas se deben a la manifestación de toxinas que se encuentran dentro de nuestro organismo). Además, su alto contenido en potasio (y bajo en sodio) potencia su acción diurética y favorece la eliminación de líquidos, contribuyendo a la prevención de enfermedades cardiovasculares, edema, hiperuricemia y gota.

3. Mango. Aunque se pueda pensar que el mango contiene muchas calorías, la diferencia con otras frutas no es tan elevada: un mango manilla aporta 62 Calorías y medio mango petacón 72 Calorías. Por otro lado, ofrece grandes beneficios para la salud, es excelente fuente de vitamina A, buena fuente de fibra, ácido fólico, vitaminas B, C y E.  

4. Manzana. Es una buena fuente de fibra soluble, la cual puede ayudar a mantener estables los niveles de colesterol y glucosa sanguíneos, por lo que también es útil en la prevención de la diabetes tipo 2 y de las enfermedades cardiovasculares. También, es fuente de vitamina C, la cual facilita la absorción del hierro, puede ayudar a disminuir la duración de los resfriados y actúa como antioxidante al ayudar a eliminar radicales libres del organismo.

5. Piña. Aporta muchos beneficios a la salud, además de ser fuente de vitaminas y minerales, contribuye al buen funcionamiento del aparato digestivo y a mantener la línea por sus propiedades diuréticas. De igual manera, favorece en la prevención de enfermedades crónico-degenerativas y contribuye a la formación de colágeno. 

Es importante procurar incluir en los hábitos alimenticios la mayor variedad posible de frutas de temporada, su contenido nutricional es bueno, son más económicas y se estará consumiendo lo que la naturaleza  proporciona. Acude con un nutriólogo si tienes dudas sobre tu alimentación. Redacción MD