Perfil del adicto al cibersexo: varón, de mediana edad y con relación estable

Categoría de nivel principal o raíz: Noticias Categoría: Salud mental Publicado: Lunes, 31 Octubre 2016 15:19 Visto: 175

“Hablamos de una enfermedad que afecta al 8% de la población española y que, sin embargo, es la adicción más negada y suscita un gran rechazo social”, advierte este médico de Familia. Esta patología se instala más fácilmente en un cerebro adictivo, en una personalidad buscadora de sensaciones potentes, y sus efectos pueden destruir la vida de una persona y su familia, e incluso provocar ideaciones suicidas.

Los riesgos afectan a las más importantes áreas de la vida. Según analiza el doctor Mir, miembro del Grupo de Trabajo de Sexología de SEMERGEN y coordinador de Espai Terapèutic en Palma de Mallorca, el adicto es un enfermo con un elevado nivel de sufrimiento crónico. Las consecuencias pueden ser devastadoras: En cuanto a la salud física, riesgo de contraer infecciones de transmisión sexual o embarazos no deseados. En cuanto a la salud mental, se asocia frecuentemente a trastornos depresivos y ansiosos, consumo de sustancias de abuso y de ansiolíticos. A nivel familiar, puede desembocar en un conflicto grave de pareja, con separaciones frecuentes, principalmente al ser descubierto, y un deterioro relacional con los hijos. En el mundo laboral, puede provocar un menor rendimiento, y hasta la posibilidad de perder el puesto de trabajo. En materia judicial, existe la posibilidad de involucrarse en asuntos delictivos. 

Un aspecto básico para comprender este fenómeno, afirma este experto, es la carencia de cultura de esfuerzo. “El sexo es el instinto primario más poderoso del ser humano y hay personas que quieren conseguirlo ya mismo. La recompensa sexual a través de chats eróticos o webs porno gráficas es inmediata, sin esfuerzo previo y a la carta. Se puede dar paso a las más osadas fantasías, no hay límites. El sexo a través de Internet es el juguete sexual más potente jamás conocido”. Las nuevas tecnologías aportan infinidad de ventajas a la sociedad, pero al resultar tan accesibles, baratas y no precisar esfuerzos, pueden crear nuevas patologías en la población con más factores de vulnerabilidad, básicamente de tipo adictivo, desconocidas hasta hace bien poco.

Sin embargo, el paciente no se satisface con el sexo, sino que se sirve de él para aliviar sus frustraciones y malestar. “Inicialmente puede resultar excitante”, -añade- “como todo lo novedoso. Hasta avanzado el proceso, no se tiene conciencia de problema y menos aún de su gravedad, por lo que a pesar de las interferencias en la vida diaria, como conflicto de pareja, deterioro de las relaciones sociales, abandono de actividades lúdicas o problemas laborales, se prosigue con las conductas adictivas hasta que están fuera de control”. Entonces, la tensión y ansiedad ascienden rápidamente y se alivian sólo al realizar la conducta sexual, habitualmente masturbatoria. Posteriormente, regresa el malestar, y así gira la vida del adicto.

La salud sexual es la asignatura pendiente de la Atención Primaria

Aunque el médico de Familia resuelve el 90% de problemas relacionados con la salud global de la persona, para el doctor Mir “es necesario que este profesional adquiera una mayor formación específica, asista a eventos tan relevantes como estas jornadas de sexología de Valencia”. Según este experto, si se aborda directamente la sexualidad se puede detectar frecuente malestar, insatisfacción, disfunciones, abusos, adicciones, o relaciones de pareja conflictivas. “Hay que ser proactivos buscar la patología y no esperar a que los pacientes sean los que, de forma espontánea, comuniquen sus dificultades”. “Solo lo hace el 18%”, advierte.

La salud sexual es la asignatura pendiente de la Atención Primaria. En este sentido, este sexólogo advierte de la importancia de realizar un programa formativo de pregrado y luego una residencia de Medicina Familiar, al igual que se hace con casi todas las disciplinas médicas. La población, más exigente y más informada, realiza cada vez más consultas sexológicas, por lo que el médico de AP debe formarse constantemente y poder ayudar así a la educación sexual de la población.

Las I Jornadas Nacionales de Salud Sexual de SEMERGEN, que se celebran hoy y mañana en Valencia, abarcan un amplio abanico de contenidos que van desde las patologías relacionadas con el acto sexual, hasta la violencia de género, e incluyen mesas o talleres dirigidos al comportamiento erótico. Redacción MD