VIH: La búsqueda de una cura

Categoría de nivel principal o raíz: Noticias Categoría: Salud pública en el mundo Publicado: Lunes, 31 Octubre 2016 15:19 Visto: 382

En los últimos años, se han descubierto indicios de que estamos más cerca de comprender posibles rutas para llegar al objetivo de la cura. Informes de casos individuales -como el de Timothy Brown (el denominado ‘Paciente de Berlín’), o el de una niña en Mississippi-, parecen indicar que es posible erradicar la infección en alguien que previamente tenía una infección por el virus diagnosticada. Y existen ciertas pruebas de que quizá sea posible, con una combinación y enfoque de tratamiento adecuados, conseguir una 'remisión' o una 'cura funcional', es decir, controlar el VIH sin necesidad de tomar una medicación de por vida.

Con todo, estos casos se basan en un conjunto de circunstancias muy específicas y, en la actualidad, no es posible o viable reproducirlas de forma generalizada como estrategia para lograr una cura.

En su intervención en el simposio, Carl Dieffenbach, del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE UU (NIAID, en sus siglas en inglés), hizo un llamamiento a los investigadores para que basaran la tarea de búsqueda de una cura en un conocimiento detallado de todo el complejo abanico de procesos implicados en la infección y replicación del VIH en el organismo. Esto supone entender tanto los procesos propios del virus como los desencadenados por el sistema inmunitario en respuesta a los mismos. Es probable que la erradicación del VIH del organismo implique la necesidad de combinar distintas estrategias y actuar de forma simultánea sobre distintos aspectos de los mencionados procesos.

Además de ser necesario contar con fármacos antirretrovirales aún más eficaces, con capacidad para controlar el VIH en cada parte del cuerpo, es probable que cualquier posible cura plantee nuevas exigencias en el modo en el que se proporcionan el tratamiento y la atención del VIH. Por ejemplo, existen algunas pruebas de que el hecho de tratar a las personas muy poco después de la infección por VIH constituye un factor importante que influye sobre el control de la infección sin fármacos.

Asimismo, será preciso que haya cambios en el modo en el que las empresas farmacéuticas (y también los organismo reguladores) colaboran entre sí, para permitir que las combinaciones necesarias de tipos de tratamiento puedan desarrollarse y emplearse de forma conjunta.

En el taller, se expresó cierta preocupación en torno a la posible seguridad de las nuevas estrategias de curación, así como de la necesidad de no levantar expectativas irreales. Es posible que sea más preciso describir alguno de los posibles enfoques como destinados a conseguir una “remisión” de la infección por VIH, aún cuando el virus no se vea erradicado por completo del organismo.

Está claro que el trabajo para lograr una cura implicará un compromiso económico significativo; en el taller se hizo un llamamiento a organismos y gobiernos internacionales para que dieran respuesta a las peticiones de fondos. Redacción MD