Nutrición (20)

Ciudad de México. Las dietas malas y los estilos de vida apresurados, especialmente en las grandes ciudades, han puesto a las personas en mayor riesgo de padecer diabetes, cáncer, síndrome metabólico y enfermedades cardíacas a edades más tempranas. Cambiar los hábitos del estilo de vida y mejorar los ingredientes de la dieta puede ayudar a reducir el riesgo. Los llamados superalimentos, cocinados con un poco de aceite de canola, pueden ayudar.

Ciudad de México. Abbott anunció el lanzamiento en México de sus productos más recientes e innovadores en nutrición infantil, que contienen HMO, con el propósito de apoyar la salud del sistema inmune y digestivo.

21° CONGRESO INTERNACIONAL DE NUTRICIÓN

Buenos Aires, Argentina. “He investigado en este tema durante 40 años y puedo decir que los endulzantes no calóricos están entre los compuestos menos tóxicos que he tenido que analizar a lo largo de mi carrera”. Así, el canadiense Ashley Roberts, toxicólogo y especialista en temas regulatorios internacionales, dejó en claro su postura frente al debate que suele generar el uso de sustitutos de azúcar. Lo hizo en el marco de su exposición en el Simposio “Endulzantes bajas calorías, una actualización sobre salud y seguridad”, realizado durante la segunda jornada del 21° Congreso Internacional de Nutrición, que se celebra en Buenos Aires (Argentina) del 15 al 20 de octubre.

El encuentro contó también con las disertaciones de Peter Rogers, profesor de Psicología Biológica de la Universidad de Bristol (Reino Unido), quien hizo un repaso por las últimas revisiones sistemáticas de los estudios realizados -en animales y seres humanos- sobre la eficacia de los endulzantes no calóricos para el control de peso; Xavier Pi-Sunyer, del Instituto de Nutrición Humana de la Universidad de Columbia (EE.UU.), que se focalizó en la respuesta glucémica frente al uso de los endulzantes; y France Bellisle, de la Universidad de París, quien aportó una mirada psicológica acerca de las implicancias del sabor dulce en el ser humano.

Desde sus diferentes abordajes, todos los expertos coincidieron en la seguridad y utilidad de los endulzantes para el control del peso. “No hay evidencia de que la exposición a los edulcorantes no calóricos aumente el apetito”, aseguró Rogers, luego de mostrar los resultados de los diversos estudios que analizó. “Con la información disponible es muy claro que si existiera un impacto de los endulzantes en la glucosa éste es muy bajo”, aclaró por su parte Pi-Sunyer, quien enfatizó la importancia de tener en cuenta que cada endulzante tiene una estructura molecular diferente, algo clave a la hora de investigarlos.

“Todos los endulzantes que están hoy en el mercado cumplen un riguroso proceso de evaluación por parte de organismos internacionales como el Comité Mixto FAO/OMS de Expertos en Aditivos Alimentarios (JECFA), y luego son aprobados por autoridades de control como la FDA en los Estados Unidos, la EFSA en Europa o sus equivalentes en otros países”, describió Roberts, quien agregó que con base en la evidencia científica disponible las autoridades luego definen la Ingesta Diaria Admisible (IDA), esto es “la estimación de la cantidad de un aditivo, expresada en base al peso corporal, que se puede ingerir a lo largo de la vida sin riesgos para la salud”. Roberts recalcó que la IDA contempla a niños y embarazadas y tiene un margen de seguridad de 100.“Lazos que unen”.

Por último, la psicóloga France Bellisle indicó que la tendencia del ser humano hacia el sabor dulce tiene una base genética. “La naturaleza nos dio una caja de herramientas para sobrevivir: el gusto por lo dulce nos permite aceptar la leche materna, por ejemplo”. Y destacó que los endulzantes bajos en calorías permiten desacoplar el placer de la carga de energía que aportan los azúcares. Y para terminar mostró los datos de un estudio encargado por la OMS y dado a conocer en septiembre, según el cual el uso de endulzantes no aumenta el riesgo de enfermedades ni de aumento de peso.

Redacción MD

Ciudad de México. En México, de acuerdo con la Federación Internacional de Diabetes, en el 2015 se estimaban más de 11 millones y medio de pacientes con diabetes y 3.884 millones de personas sin diagnosticarse. Tan sólo durante ese año, fallecieron 76,298 personas adultas en la República Mexicana debido a este padecimiento y existían 10.7 millones de personas con tolerancia a la glucosa alterada en nuestro país.

Alejandro Alemán

 

Ciudad de México. El que México se asuma como Gobierno Abierto va más allá de meramente cubrir el tema en la agenda política, se requieren acciones concretas, puntualizó el director de la organización civil El Poder del Consumidor, Alejandro Calvillo, al demandar a la Secretaría de Salud definiciones respecto a la resolución de conflictos de interés en la política pública para el combate de la obesidad.

 

En conferencia de prensa explicó que la dependencia federal hizo compromisos muy puntuales en materia del control de la obesidad en niños y adolescentes, dentro del proceso de Gobierno Abierto, en particular en la línea de acciones a seguir para resolver conflictos de interés en el diseño de políticas públicas para el control de la obesidad.

 

Relató que la dependencia se integró a un grupo multidisciplinario, con participación de la sociedad civil y la academia, que acordó el pasado 12 de mayo, establecer los lineamientos y formatos que serán incorporados al reglamento del Observatorio Mexicano de Enfermedades No Transmisibles, órgano consultor en la materia creado hace tres años por iniciativa gubernamental.

 

Además de los cambios al reglamento, se tomaron también acuerdos para garantizar que el Comité de Gobernanza y sus miembros pudieran acotar los intereses económicos de la gran industria de alimentos y bebidas para mantenerlos al margen de la evaluación de las políticas públicas contra la obesidad, y no “como ha venido ocurriendo y ha quedado plenamente documentado”.

 

Recordó que estos lineamientos contra los conflictos de interés fueron tomados de otras iniciativas similares de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de algunas naciones como Brasil y Chile, donde se buscó recuperar las mejores prácticas y la consulta a expertos nacionales en el tema.

 

Urgió a la autoridad federal en salud a introducir los cambios acordados al reglamento del Observatorio, así como en el Comité de Gobernanza y manifestó el interés de organizaciones sociales de seguir participando.

 

Denuncia de espionaje, aún sin respuesta

 

Alejandro Calvillo hizo notar que desde el pasado 23 de mayo el Grupo Núcleo de la Sociedad Civil se mantiene fuera del Secretariado Técnico Tripartita de Gobierno Abierto en México, ante la falta de respuesta para que se investigue el espionaje del que fue objeto junto con Luis Manuel Encarnación, de la red de organizaciones Contra Peso y el investigador del Instituto Nacional de Salud Pública,Simón Barquera.

 

Dijo que a pesar de los exhortos que se hicieron desde el Poder Legislativo Federal para que se investigara, la respuesta sigue pendiente por parte de la Secretaría de la Función Pública y el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales.

Recordó que el espionaje se hizo a través de un sistema que fue adquirido por el gobierno mexicano, sin que hasta el momento el ministerio público federal abra una investigación, a pesar de que está ampliamente difundido el hecho en la prensa nacional e internacional y “hay dos puntos de acuerdo en la Cámara de Diputados y uno en el Senado en los que se demanda esta investigación”.

 

 

Además de la carta que entregó hace más de tres meses el Grupo Núcleo de Sociedad Civil y el desplegado publicado y firmado por centenas de expertos y organizaciones internacionales dedicadas a la salud pública y a la seguridad digital demandando la investigación.

Ciudad de México. La nutrición médica para el tratamiento y prevención de enfermedades, ha sido el enfoque que durante 22 años ha orientado el trabajo del laboratorio de origen francés Ysonut, que lo ha llevado a posicionarse como líder mundial en soluciones integrales de nutrición-salud.

Ciudad de México. En México existen casi 12 millones de personas que padecen  sarcopenia y no lo saben; con una prevalencia de 48.5% en mujeres y 27.4% en hombres.[1] Esta enfermedad causa la reducción progresiva de la masa muscular y está asociada a discapacidad física, calidad de vida deficiente e incluso, mortalidad[2]. Especialistas señalan que el inicio de la sarcopenia puede posponerse con actividad física y ahora, gracias a la innovación, con la nutrición muscular a través de suplementos proteínicos para aumentar la masa magra y la fuerza.[3]

 

Los dulces y el pan sí son buenos para los niños

 |  Sábado, 15 Octubre 2016 20:51

Ciudad de México. Al hablar de alimentos que deben ser restringidos en la alimentación de los niños, sin duda se piensa en los dulces y el pan; se presupone que deben ser eliminados por completo de la dieta, lo cual resulta complicado e innecesario ya que ambos cuentan con un valor nutricional del cual podríamos estar privándolos.

Ciudad de México. Actualmente la ciencia ha permitido desarrollar fórmulas infantiles de continuación cada vez más específicas para ayudar a completar el desarrollo y madurez de los sistemas digestivo e inmunológico de los infantes mayores de un año, afirmó la Doctora Alicia Robledo Galván, especialista en pediatría y socio numerario de la Academia Mexicana de Pediatría, quien destacó que la leche materna es el mejor alimento para los bebés sanos, desde el momento de nacer y en exclusiva hasta los seis meses y hasta el año de edad sería lo ideal.

Ciudad de México. Llevar una dieta balanceada que incluya todos los grupos de alimentos es uno de los retos a los que niños y adultos se ven expuestos todos los días; además muchas personas comen fuera de casa por el ritmo actual de vida que está lleno de actividades. Aunque no debemos perder de vista qué comemos, es igualmente importante poner atención a cómo comemos para que nuestro organismo aproveche al máximo la experiencia diaria de comer.


Página 1 de 2