Login to your account

Username *
Password *
Remember Me

Microbiota: La clave de una vida saludable está en el sistema digestivo

May 29, 2023

Ciudad de México. El sistema digestivo es el primer pilar a partir del cual se promueve el bienestar general, definido como un estado de satisfacción personal, de comodidad y armonía que considera aspectos positivos como la salud o bienestar psico-biológico.

En el Día Mundial de la Salud Digestiva, conmemorado el 29 de mayo de cada año, se refuerza la concientización para actuar de forma preventiva, ya que la suma de diversas prácticas de autocuidado puede ayudar a aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida de las personas.

La buena digestión de los alimentos, un tránsito intestinal óptimo, unas defensas adecuadas y una microbiota equilibrada son las responsables de una buena salud del aparato digestivo.

Microbiota: una barrera protectora

En los intestinos hay un mundo microscópico lleno de vida, conformado por una comunidad de bacterias que realizan funciones específicas en beneficio de nuestra salud. Una de las funciones vitales de la microbiota es ser barrera de virus y bacterias que producen enfermedades, así como regular el suministro de la energía que utilizamos día a día. El 70% de nuestra inmunidad y más de 100 millones de neuronas que se conectan con el cerebro viven en el intestino.

La microbiota actúa en todos los sistemas, el respiratorio, el cardiovascular, el metabólico, el endócrino, en la energía, en la fertilidad, pero también el metabolismo del peso, incluso nuestras emociones y nuestra manera de pensar, si deseamos una salud global, hay que pensar en el epicentro del intestino.

Un sistema digestivo sano libera la correcta cantidad y calidad de microorganismos, lo que mantiene al cuerpo saludable. Cuando hay diarrea o estreñimiento, que se producen en el trastorno gastrointestinal, o enfermedades hepáticas son señales de un microbioma intestinal desequilibrado, este desequilibrio se llama disbiosis, y puede causar diferentes problemas a nuestra salud física y emocional. De acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de Gastroenterología en 2020, hasta un tercio de la población total en México sufre de estreñimiento.1 Entonces, la salud digestiva es un problema de salud pública que debemos abordar desde diversas trincheras, pero una de las principales es el autocuidado, entendido como la actitud y las acciones de las personas en relación con su propia salud.

¿Los probióticos son los mejores aliados?

El término -pro-biótico – significa “a favor de la vida” y se los denomina así por la cantidad de beneficios que tienen para el cuerpo. Las bacterias forman una barrera, como soldados dejando pasar únicamente lo bueno, por ejemplo, a los micronutrientes. Cuando una persona se alimenta mal, o por exceso de estrés o por falta de hábitos saludables, esa barrera comienza a debilitarse, por lo que se vuelve necesario suplementar con probióticos y tomar conciencia de la importancia de los buenos hábitos para promover un equilibrio metabólico e inmunológico. La microbiota es la que ayuda a la barrera protectora a mantenerla sólida y fuerte: y los probióticos aportan autocuidado, ya que fortalecen la flora intestinal, es decir, la microbiota.

“Mantener una microbiota fuerte es fundamental para que nuestro sistema inmunológico funcione de manera correcta y, por ende, vivamos vidas más plenas y saludables”, explicó Matías Caride, Director General de la Unidad de Medicamentos de Libre Venta en Sanofi México.“Al hablar de salud digestiva, es importante tener en cuenta algunas medidas de autocuidado para promover un sistema digestivo saludable. Además de mantener una rutina de ejercicio físico, gestionar el estrés y evitar el consumo de alcohol y tabaco, es fundamental procurar una alimentación balanceada, que, complementada con el uso de probióticos, contribuirá a que nuestra microbiota se mantenga en un estado óptimo”, concluyó Caride.

5 consejos de autocuidado para revisar y fortalecer nuestra microbiota

Hacer análisis de sangre y cultivos de heces, pero también observarlas: cómo digiero y cómo voy al baño.
Tener una alimentación más natural, incorporar frutas, verduras, legumbres, cereales, etc.
Hacer ejercicio
Incorporar suplementos con probióticos siempre bajo supervisión de un médico, ya que existen muchas cepas y diferentes concentraciones y dosis recomendables según cada caso de salud.
Buscar aquellos productos que declaren la información completa de su composición en sus etiquetas, y verificarlas con las indicaciones del médico.

 

Redacción MD

Facebook

Contenidos por fecha

« Mayo 2024 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

Ver notas por categoría

Lo + visto

Ad Menu