Login to your account

Username *
Password *
Remember Me

Create an account

Fields marked with an asterisk (*) are required.
Name *
Username *
Password *
Verify password *
Email *
Verify email *
Captcha *
Reload Captcha

Oseltamivir, el paliativo del dispendio

Mar 16, 2020

Alejandro Cárdenas

Respecto a la estrategia para hacer frente al Síndrome respiratorio agudo severo coronavirus 2 SARS-CoV-2, la Secretaría de Salud en México publicó, entre otras informaciones, su “Lineamiento para la atención de pacientes con Covid 2019” con fecha 14 de febrero de este año e instruye en la página seis: El tratamiento inicial es sintomatológico, se recomienda iniciar tratamiento antiviral (oseltamivir) en pacientes con criterios clínicos de Enfermedad Tipo Influenza (ETI), ya que comparte criterios clínicos con COVID-19, independientemente de que hayan sido o no vacunados. En ese mismo párrafo subraya que, …no se recomienda iniciar tratamiento antiviral específico en pacientes con diagnóstico confirmado de COVID-19. Nos advierte que esos pacientes, ya transitan en un nivel reservado y para ellos el oseltamivir, está de más.

ceAsí que, en México, el tratamiento inicial en casos no confirmados de SARS-CoV-2, será oseltamivir. Y lo será porque la Secretaría de Salud advierte en el “Lineamiento para la atención de pacientes con Covid 2019”, sin disyuntivas y de manera puntual, …cualquier tratamiento o intervención contra COVID-19 no aprobados, deberá de administrarse estrictamente bajo un protocolo de investigación evaluado y aceptado por un Comité de Ética en Investigación y con número de registro en CoNBioética. http://cvoed.imss.gob.mx/lineamiento-para-la-atencion-de-pacientes-por-covid-19/

2017 OMS lo excluye

El oseltamivir es un antiviral selectivo contra el virus de la gripe. Oseltamivir es un compuesto activo frente a las dos variedades del virus influenza, la A y la B, acorta el tiempo que duran los síntomas de la gripe, como congestión nasal o goteo nasal, dolor de garganta, tos, dolores musculares o articulares, cansancio, dolor de cabeza, fiebre y escalofríos. Más técnico, es un acetamidociclohexeno que es un homólogo estructural del ácido siálico e inhibe la neuraminidasa y no impide la transmisión del virus a otra persona.

Sobre el oseltamivir no existe evidencia científica de su eficacia en otras enfermedades causadas por agentes distintos del virus influenza. Por el contrario, el 10 de agosto de 2017, la Organización Mundial de la Salud OMS resolvió retirar el oseltamivir de su lista de medicamentos esenciales. Los involucrados en este asunto, aseguran que fue el resultado de una larga lucha de los científicos, que inició en 2009 a raíz de la pandemia de influenza A/ H1N1. En esta lucha el British Medical Journal (BMJ) desempeñó un papel sobresaliente junto con investigadores especialistas de Cochrane un organismo internacional dedicado a evaluaciones basadas en evidencias sobre el tema. doi:10.1002/14651858.CD008965.pub4

Roche oculta resultados por precarios

Cochrane en 2009 revisó los artículos sobre los resultados de oseltamivir durante la pandemia de influenza A/ H1N1 y descubrió que Roche omitía las publicaciones de manera premeditada. Entonces solicitó a Roche las bases de datos completos, pero al recibirlas encontró de nueva cuenta que todas estaban incompletas. Por medio de un nuevo mecanismo de transparencia de la Unión Europea en 2011, finalmente Cochrane consigue los informes de investigación completos de Roche contenidos en 25,453 páginas. Los hallazgos finales del estudio hecho con estos datos (Ebell, 2017 10.1136/bmj.j3266) fueron: ninguna evidencia de que se reducía la probabilidad de neumonía, hospitalización o complicaciones que requerían tratamiento con antibióticos, sólo una pequeña reducción del tiempo de duración de los síntomas, estos insignificantes resultados, llevaron a la OMS organismo de la Organización de las Naciones Unidas especializado en gestionar políticas de prevención, promoción e intervención en salud a nivel mundial, a retirar oseltamivir de su lista de medicamentos esenciales, donde había estado desde 2010. https://www.jornada.com.mx/2017/08/10/ciencias/a03a1cie

Guerra de titanes farmacéuticos

Tan sólo como un apunte curioso y al margen, hay que señalar que esta sanción de la OMS sucedió 10 días después de que la compañía suiza Roche, con bombo y platillo, se había declarado como la mayor farmacéutica del mundo, al desbancar a su competencia: el laboratorio estadounidense Pfizer. Los periódicos en sus encabezados de finanzas destacaban: “Pfizer ha cedido la corona como el mayor laboratorio del mundo por ingresos, debido a la pérdida de ventas en el primer semestre y la presión ejercida por Roche, cuyos medicamentos siguen aumentando su facturación” https://www.larepublica.co/globoeconomia/roche-se-corona-como-mayor-farmaceutica-del-mundo-2533503

Para no perder la brújula en esta historia, hay que recordar que el nuevo agente se llama SARS-CoV-2. Y que el oseltamivir no modifica la respuesta inmunitaria y humoral contra el virus. https://druginfo.nlm.nih.gov/drugportal/name/Oseltamivir

El oseltamivir es popularmente conocido por su nombre comercial Tamiflu y era fabricado de manera exclusiva por laboratorios Roche hasta antes del día 26 de febrero del año 2016, cuando venció el plazo de 20 años para que la farmacéutica suiza Roche pudiera comercializar de manera exclusiva en México el fármaco cuya patente le pertenecía. Fue a partir de 2016 cuando apareció en el mercado el producto genérico.

Sobre la preponderancia del oseltamivir, -el único tratamiento autorizado por la Secretaría de Salud para sobrellevar la pandemia declarada el 11 de marzo de 2020 por el director en turno de la Organización Mundial de la Salud OMS Tedros Adhanom Gebreyesu, esto, luego de que fue confirmada la presencia del virus en 110 naciones- vuelve a surgir la circunspección y la mesura de la efectividad del producto entre algunos especialistas epidemiólogos y también, salen a relucir, las estratosféricas ganancias económicas de las farmacéuticas que elaboran éste y otros medicamentos; algunas, de hecho fueron recientemente impedidas a participar en licitaciones o adjudicaciones directas en la administración actual, por reiteradas sospechas de corrupción y tráfico de influencias en gobiernos anteriores al que inició el 1 de diciembre de 2018 y son según consta en el documento 009/03/20/19 enviado por la Presidencia de la República a la Secretaría de Hacienda el día 20 de marzo de 2019 “Grupo Fármacos Especializados, SA de CV, Distribuidora Internacional de Medicamentos y Equipo Médico, SA de CV. Y MAYO, vendieron, en 2018, al ISSSTE y al IMSS, 34 mil 280 millones de pesos, lo que representó el 62.4% de todas las compras que llevaron a cabo dichas instituciones, sin incluir lo adquirido por la Secretaría de salud y los gobiernos locales”. Es decir, violaban el Artículo 28 constitucional porque impunemente monopolizaban.+

Ahora, retornando un poco en el tiempo. El 18 de mayo de aquel año 2018, en un documento oficial de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios COFEPRIS, se confirmaba que había cuatro laboratorios elaborando el antiviral en México: F. Hoffmann – La Roche Ltd. , Laboratorios Liomont S.A. de C.V. , Laboratorios Alpharma S.A. de C.V. y Laboratorios Serral, S.A. de C.V. En el mismo documento, se mencionan entre otros detalles, el número de cajas existentes en el mercado, en qué farmacias había cuántas, en cuáles estados de la República y la disparidad de su costo que en ese entonces oscilaba de $575 a $299 pesos. https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/328089/NOTA_INFORMATIVA_OSELTAMIVIR.__21_de_mayo_2018.pdf

Laboratorios son Pulpos

Una de estas cuatro empresas, Serral tiene contextos peculiares. Laboratorios Serral es una unidad de negocio del Grupo Farmacéutico SOMAR, que fue propiedad de la familia Ramos durante 60 años hasta mediados de 2014 y su último director fue José Miguel Ramos, antes de ser comprada al 100% por una empresa de capital estadunidense llamada Endo International, una farmacéutica poco conocida en Latinoamérica, pero que está en el índice Nasdaq. Es una empresa enorme si se considera que sus ventas, ascienden a más de 2,500 millones de dólares anuales, con amplia concentración en fármacos genéricos convencionales y de marca.

Regresando a Laboratorios Serral, al entrar a su página web, www.serral.com.mx en el menú principal está un espacio, entre varios, referenciado como “Productos”, el cual se despliega y muestra un campo que dice “Marcas propias”. Al ingresar, se muestran los nombres de Farmacias Benavides, Medimart, Pharma Life, YZA y Farmacias del Ahorro. Esta última, es propiedad de la familia de Paulina Castañón Ríos Zetuche, ex cuñada del ex presidente Carlos Salinas de Gortari, la parentela fue por estar casada con Raúl, hermano del exmandatario desde el 5 de junio de 1993 –aún en la administración de Carlos- hasta que se divorciaron en diciembre de 2007.

El negocio hoy lo dirige Antonio Leonardo Castañón, quien fue considerado en la posición 174, según la revista de los 300 Líderes Mexicanos, en el año 2018, destacando en su reseña: junto con su padre, fundó -1992- un negocio de 4 sucursales que se dedicaba a la comercialización de productos farmacéuticos y así nació Farmacias del Ahorro, -la cual- en 2017, cerró el año con mil 500 sucursales alrededor del país. En 2020 es muy probable que haya un par de centenares más, por ser franquicia. En estas boticas, oseltamivir cuesta hoy $320 pesos la caja con 10 cápsulas de 75 mg. Curiosamente en estas farmacias, el Tamiflu, dicen los dependientes, está agotado desde hace meses y ofrecen el genérico que Laboratorios Serral envasa y etiqueta para Farmacias del Ahorro. El producto elaborado por Roche con el mismo contenido y cantidad, tiene un costo actual de $845 pesos.

Es bueno saber, que un tratamiento completo recetado por cualquier médico abarca 21 días y se toma una grajea o pastilla de oseltamivir al día. Hablando en plata, se deben de comprar tres cajas y sumarle el costo de las consultas en caso de no contar con afiliación a una institución de salud pública.

Oseltamivir y encargados de la Salud

El sector de la Salud gasta decenas de millones de pesos anuales en oseltamivir, -sin agregar a ello otra inmensa lista de insumos que requieren para cumplir con su función- basta mirar algunos ejemplos para tener noción del volumen de dinero que se maneja entre instituciones gubernamentales y empresas farmacéuticas.

Revisando el portal de compras del IMSS http://compras.imss.gob.mx/?P=imsscomproprod&pd=01000045820000 la información que se encuentra sobre oseltamivir está descrita de 2017 a 2019 con lujo de detalles de la siguiente forma: ¿Qué se compró? Oseltamivir cápsula cada cápsula contiene: oseltamivir 75.0 mg. Envase con 10 cápsulas. Fecha inicio: 14/03/2017, fecha fin: 31/12/2017. $16,186,100.00. Clave del producto: 01000045820000 ¿Quién lo solicitó? Delegación del IMSS: Oficinas Centrales. Estado de la República: Nivel Central. Proveedor Cobiter, S.A. de C.V. RFC: COB130819cd5 ¿Cómo se compró? Procedimiento de compra: Licitación pública. Subprocedimiento de compra: n/a. No. procedimiento: la19gyr047e617. Producto: oseltamivir cápsula cada cápsula contiene: oseltamivir 75.0 mg envase con 10 cápsulas. Descripción: oseltamivir cápsula cada cápsula contiene: oseltamivir 75.0 mg envase con 10 cápsulas. Proveedor: Cobiter, S.A. de C.V.

COB130819cd5) Precio: $175.00. Cantidad: 92492 precio total: $16,186,100.00 fecha de inicio de contrato: 14/03/2017 fecha de fin de contrato: 31/12/2017 tipo de adquisición: licitación pública.
Veamos el año 2018, un nuevo proveedor con un ligero aumento en precio, la misma cantidad de cajas: COMERCIALIZADORA DE PROD. INSTITUC., SA DE CV RFC: CPI8908013SA. Precio: $175.85. Cantidad: 92492. Precio total: $16,264,718.20. Fecha de inicio de contrato: 01/01/2018. Fecha de fin de contrato: 31/12/2018. Tipo de adquisición: Licitación pública. ¿Quién lo solicitó? Delegación del IMSS: Oficinas Centrales. Estado de la República: Nivel Central.

En 2019 ya es otro proveedor y el costo disminuye, se solicita casi la mitad de cajas que el año anterior, el contrato duró sólo la segunda quincena de diciembre, recién iniciado el nuevo sexenio. La estructura de la información sigue siendo la misma. Proveedor: PEGO, S. A. DE C. V. (PEG860506CT9) Precio: $154.75. Cantidad: 48457. Precio total: $7,498,720.75. Fecha de inicio de contrato: 17/12/2018 Fecha de fin de contrato: 31/12/2019. Tipo de adquisición: Licitación pública.

En síntesis, tan sólo en el IMSS, durante tres años se compraron 233 mil 441 cajas de oseltamivir. No se especifica cuántas se usaron, pero suman 39 millones, 940 mil 539 pesos.
En otra área, dentro del extenso organigrama de la Secretaría de Salud, corresponde a la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud, a través del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades CENAPRECE, realizar el Reporte del Programa Anual de Adquisiciones Arrendamiento y Servicios PAAAS. Desde esa unidad administrativa, en hojas tipo Excel se organiza la solicitud de los centenares de insumos y medicamentos. Ahí el director es el maestro Abraham Obregón Cerecer y es quien firma los pedidos, luego, envían la lista a la Dirección General de Recursos Materiales y Servicios Generales, donde el director es el Lic. Omar Valdez López, quien debe dar la autorización final de lo solicitado. En todo este trámite, se mandan copias al doctor Hugo López Gatell Ramírez, Subsecretario de Prevención y Promoción de la salud –hoy vocero oficial en el tema del CONAVID 19- entre otros, ubicados en al área de finanzas y el Órgano de Control Interno.

Para saber qué tipo de insumos y medicamentos solicita CENAPRECE, cada cuánto lo hace y en qué cantidades, basta con ir a la página de Compranet https://www.gob.mx/compranet ahí escribir en el buscador, en este caso: Compras oseltamivir, y aparecen varios apartados donde se indica “Descargar documento”. Al abrir la información, se despliega una decena de hojas fotostáticas donde se piden clips, galletas, limpiadores, zapatos, plumas, agendas, refrescos, borradores, azúcar, etc, y medicamentos diversos como el paracetamol, ampicilina, eritromicina y en ese largo etcétera, es donde se encuentra el multimencionado antiviral, siendo solicitado en cantidades de 72 mil y 25 mil cajas con un costo por unidad que oscilan entre los $138.36 pesos, hasta los $187.92.

CENAPRECE durante 2019, -según aparece en Compranet- llevó a cabo la misma solicitud en seis ocasiones. El 29 de enero, 29 de marzo, 4 de julio, 10 de septiembre, 8 de octubre y el 9 de diciembre de 2019. Los costos señalados a pagar del oseltamivir han sido de 3 millones 459 mil pesos por 25 mil cajas y 13 millones 530 mil 290 pesos por 72 mil cajas. Hay que observar que, por lo general, estas dos cantidades se realizan dentro de un mismo pedido, pero se registran con fechas distintas. Es decir, en cada ocasión, se pide un total de 97 mil cajas de oseltamivir. En la información no se menciona si se concreta la compra-venta, ni se menciona cuantas cajas del medicamento se usaron. Lo curioso, es que, en esos mismos seis pedidos durante el 2019, no sólo se llegaron a pedir seis veces las mismas cantidades de oseltamivir, sino seis veces los mismos insumos y medicamentos. Un ejemplo, en seis ocasiones se pidieron 1350 cajas de clips con un costo total de 11 mil 288 pesos. De haberse concretado los seis pedidos y sus pagos, -no tenemos cómo comprobar, pero sí tenemos la fuente y documentos sellados y firmados de las solicitudes- https://www.gob.mx/compranet , https://www.gob.mx/busqueda?utf8=%E2%9C%93 tendríamos en suma ocho mil cien cajas de clips a usar en el año 2019 y 582 mil cajas de oseltamivir. Esto último, traducido en dinero, es una verdadera fortuna, algo así como 102 millones de pesos.

Pero esta historia aquí no termina. Vamos de nueva cuenta a la página de Compranet. Ahí se localiza en la siguiente liga un archivo en Excel descargable con ocho hojas https://compranetinfo.hacienda.gob.mx/descargas/CM/20191022_Claves%20Adjudicadas.xlsx , el cual lleva por título en mayúsculas: SSA-CCINSHAE_CLAVES ADJUDICADAS EN LA COMPRA CONSOLIDADA DE MEDICAMENTOS Y MATERIAL DE CURACIÓN, 2º SEMESTRE DE 2019. Las siglas significan: SSA, Secretaría de Salud. CCINSHAE, Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad. Cada una de las ocho hojas que integran el documento Excel corresponden a SSA-CCINSHAE, IMSS, ISSSTE, SSA-CNPSS, SSA-OCD´s, PEMEX, SEMAR y OADPRS.

En cada una de ellas el oseltamivir está presente en cantidades que van desde las decenas hasta miles de cajas con un costo uniforme de $142.35 pesos cada caja con 10 cápsulas de 75 mg y $138.36 las de 45 mg con la misma cantidad de cápsulas.

 

A contra reloj

El 13 de marzo de este año el periódico el País publicaba: “Conseguir la vacuna es una carrera de obstáculos. Los cuatro mayores son el rápido avance del brote, la falta de conocimiento básico sobre el virus, la necesidad de completar las tres fases preceptivas de pruebas en pacientes y tener la capacidad de producir dosis a gran escala”. En esa nota, se agrega información respecto al avance en las investigaciones y se menciona que laboratorios de todo el mundo trabajaban a contra reloj para frenar la pandemia del coronavirus y que Thomas Cueni, presidente de la Federación Internacional de Fabricantes y Asociaciones Farmacéuticas daba detalles de la titánica tarea: “Más de 30 tratamientos que incluyen fármacos y una veintena de vacunas están en vías de investigación y hay 82 ensayos clínicos en marcha”.

Por otra parte, la Organización Mundial de la Salud dijo estimar que pueden pasar entre 12 y 18 meses para obtener la vacuna contra el SARS-CoV-2. Mientras tanto, Maria Elena Bottazzi, codirectora del Centro de Desarrollo de Vacunas de la Universidad Baylor en EE UU, propone que “la forma más efectiva de luchar contra la epidemia será combinar tratamientos, desde anticuerpos para las personas ya infectadas a vacunas para prevenir nuevos contagios pasando por fármacos disponibles para frenar los síntomas”.

Finalmente, la nota menciona que no sólo hay vacunas y anticuerpos en vías de investigación. También se evalúa la posibilidad de utilizar otros fármacos disponibles en el mercado o en desarrollo para otras dolencias como posibles tratamientos para la Covid-19. Por ejemplo: El Remdesivir, de la farmacéutica Gilead —desarrollado para tratar el ébola— funcionó en un enfermo con coronavirus en Estados Unidos. El medicamento Tocilizumab (Actemra), desarrollado por la empresa suiza Roche para tratar la artritis reumatoide, ha sido aprobado por China para tratar la Covid-19 en pacientes con problemas de pulmón y el antiviral Favipiravir (Avigan) usado contra la gripe y el ébola se está probando desde febrero en la provincia Zhejiang para ver si funciona para la Covid-19.

Paliativo oficial

Mientras tanto en México, el tratamiento inicial en casos no confirmados de SARS-CoV-2, será oseltamivir…cualquier tratamiento o intervención contra COVID-19 no aprobados, deberá de administrarse estrictamente bajo un protocolo de investigación evaluado y aceptado por un Comité de Ética en Investigación y con número de registro en CoNBioética.

Wikipedia, la enciclopedia digital mundial, informa que “La pandemia comenzó el 1 de diciembre de 2019 en la ciudad de Wuhan, en China central, cuando se reportó a un grupo de personas con neumonía de causa desconocida, vinculada principalmente a trabajadores del mercado mayorista de mariscos del sur de China de Wuhan,10 el cual vende, entre otros productos, varios tipos de animales exóticos vivos. –continúa diciendo- Las autoridades chinas aislaron poco después al patógeno causante del brote: un nuevo tipo de coronavirus (bautizado SARS-CoV-2) que tiene una similitud genética de al menos un 70% con el SARS-CoV, otro tipo de coronavirus que causó la epidemia del síndrome respiratorio agudo grave de 2002-2003 (SARS) y una similitud genética del 89% con el Bat-CoV-ZC45, un virus encontrado en murciélagos. No está claro si el virus había estado en circulación anteriormente ni si Wuhan es el lugar de origen de la pandemia o sólo el lugar donde se identificó por primera vez”.

Contra lo que se batalla es un virus. La ciencia desde hace décadas está en un debate que no tiene fin. La pregunta es: un virus ¿es un organismo vivo? La respuesta sigue en signos suspensivos, sólo descripciones sesudas, paliativos forzados, sistemas inmunológicos fortalecidos y, buena suerte.

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Facebook

Contenidos por fecha

« April 2020 »
Mon Tue Wed Thu Fri Sat Sun
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Ver notas por categoría

Lo + visto

Ad Menu