Login to your account

Username *
Password *
Remember Me

Create an account

Fields marked with an asterisk (*) are required.
Name *
Username *
Password *
Verify password *
Email *
Verify email *
Captcha *
Reload Captcha

Cuatro síndromes que pueden provocar Epilepsia Refractaria en menores de 3 años

Jul 20, 2020

Ciudad de México. La epilepsia es una enfermedad neurológica caracterizada por crisis convulsivas, únicas o múltiples, que generalmente comprometen el estado de conciencia o estado de alerta de quienes la padecen.[1] Ésta se agrava aún más cuando es resistente a medicamentos anticonvulsivos, por lo que las crisis se vuelven complicadas de controlar.

Una de cada tres personas que la padecen enfrentan un subtipo que se conoce como epilepsia refractaria o farmacorresistente, esto quiere decir que, aun recibiendo tratamiento con dos o más medicamentos, los pacientes persisten con convulsiones. 

Es importante destacar que las crisis convulsivas no siempre son motoras y generalizadas (como lo vemos en las películas generalmente), sino que también pueden presentarse crisis de ausencia, con pérdida momentánea de la conciencia y babeo sin ningún tipo de alteración del movimiento. También existen las crisis focales en donde existe una alteración del movimiento, la memoria y las sensaciones, además de los sentidos de la vista y el oído ó pueden presentarse también con una repetición compulsiva de ciertos movimientos, como del brazo o de una sola pierna.

A continuación, te explicaremos sobre algunos síndromes que podrían provocar epilepsia refractaria en niños. 

El síndrome de West es una anomalía cerebral que causa episodios de convulsiones de difícil control. En la mayoría de los pacientes los síntomas inician durante el primer año de vida y se diagnostica con base en tres hallazgos: convulsiones, retraso del desarrollo psicomotor y electroencefalogramas (EEG) con un trazado característico de hipoarritmia, que se refiere a ondas cerebrales desorganizadas.[2] 

Otro síndrome que se manifiesta regularmente antes de los 4 años de edad es el de Lennox-Gastaut. Al igual que el de West, se detecta por la presencia de anormalidades en el EEG, múltiples tipos de crisis epilépticas, así como deterioro cognitivo y del desarrollo y/o alteraciones en el comportamiento.[3] Más del 50% por ciento de los casos con síndrome de Lennox Gastaut, son resistentes a los antiepilépticos habituales.[4]

También conocido como Epilepsia Mioclónica Severa (EMS) de la Infancia, el síndrome de Dravet se puede presentar entre los 4 y 12 meses de vida, se caracteriza por convulsiones de duración prolongada. Otras consecuencias son el retraso del desarrollo y en el caso de los EEG, a menudo no muestran anormalidades evidentes sino hasta el segundo o tercer año de vida.[5] Los niños con síndrome de Dravet con frecuencia tienen un pobre desarrollo del lenguaje y las habilidades motoras, hiperactividad y dificultad para interactuar con otros niños.[6] Los primeros episodios del síndrome, pueden ser confundidos con convulsiones febriles, por ello la importancia de la detección oportuna.

Finalmente el Síndrome de Doose, es una epilepsia infantil poco frecuente, pero que provoca casos de epilepsia refractaria. Comienza entre los 2 y los 4 años y son los varones quienes tienen el doble de posibilidad de desarrollarla.[7] Además de las convulsiones, los pequeños que los padecen enfrentan principalmente crisis mioclónicas, que son contracciones rápidas y breves de los músculos, en general se producen en ambos lados del cuerpo; también se pueden presentar episodios de atonía (pérdida del tono muscular), los cuales producen una caída brusca e inesperada al suelo.[8]

Ante estos casos de difícil tratamiento y su resistencia a fármacos, se pueden considerar otros tratamientos complementarios a los medicamentos anticonvulsivos, como la Dieta Cetogénica. Este régimen alimenticio consiste en una alimentación diseñada específicamente para cada paciente muy alta en grasas, muy baja en carbohidratos y normal en proteínas. Y sus benéficos en quienes padecen epilepsia refractaria están bien documentados por investigaciones de la American Epilepsy Society.[9] La implementación de una dieta cetogénica para un paciente con este diagnóstico debe ser estrictamente vigilada por el neurólogo, el nutriólogo y los padres en conjunto.

La dieta cetogénica ha demostrado en diversas publicaciones científicas alrededor del mundo ser muy útil como terapia coadyuvante en estos casos; esto, por su potencial de reducir los episodios convulsivos significativamente y en algunos casos inclusive eliminarlos por completo.

Identificar otras opciones aunadas al tratamiento farmacológico de un paciente con epilepsia refractaria, ayudará tanto al paciente como a su entorno familiar y social, a sobrellevar un padecimiento tan complejo como la epilepsia refractaria, contribuyendo a mejorar su calidad de vida.

Redacción MD

--------------------------------------------------------------------------------------------------------

Referencias:


[1] https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/epilepsy/symptoms-causes/syc-20350093

[2] https://medicina.ufm.edu/eponimo/sindrome-de-west/

[3] https://www.medigraphic.com/pdfs/residente/rr-2009/rr092e.pdf

[4] https://www.apiceepilepsia.org/sindromes-y-tipos-de-epilepsias/sindrome-de-lennox-gastaut/

[5] https://www.dravetfoundation.eu/sobre-dravet/

[6] IDEM

[7] https://www.ecured.cu/S%C3%ADndrome_de_Doose

[8] https://vivirconepilepsia.es/los-sindromes-epilepticos

[9] https://www.aesnet.org/meetings_events/annual_meeting_abstracts/view/348130

...

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Facebook

Contenidos por fecha

« August 2020 »
Mon Tue Wed Thu Fri Sat Sun
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

Ver notas por categoría

Lo + visto

Ad Bottom